Saltar al contenido

Seguridad en el mundo del pádel

No hay nada más importante a la hora de hacer deporte que ser precavidos y cuidar de nuestra integridad física. Y si practicamos un juego con compañeros y rivales, también es primordial no poner en riesgo la salud ni el físico de nuestros acompañantes. Aquí te contamos unos ítems a tener en cuenta para practicar pádel de forma útil y segura.

En primer lugar, no hace falta tener la mejor pala para practicar pádel, pero sí una que nos garantice cierta seguridad. Para ello, debes prestar mucha atención a tus necesidades. Si recién te inicias en este deporte, ten en cuenta de no adquirir una paleta muy pesada. Y siempre es más recomendable una pala redonda antes que en forma de diamante. ¡Presta mucha atención a estos detalles!

Calentar antes de los partidos en fundamental para que nuestro cuerpo se adapte al esfuerzo físico que pronto estará por hacer. En realidad, lo recomendable es calentar antes de cualquier tipo de actividad física que se esté a punto de realizar, pero si se trata de afrontar un partido de pádel, entonces con más razón.

Last updated on octubre 21, 2021 1:24 am

Los ejercicios recomendables son el trote, movilidad articular y estiramientos y elongación. También es importante realizar un peloteo para que el cuerpo se vaya adaptando a los movimientos.

Un buen calzado y apropiado es fundamental. Este deporte exige ciertos desplazamientos en zonas reducidas de la cancha, por lo que es preciso que nuestros zapatos deportivos respondan como es debido para evitar malos movimientos, torceduras, apoyar mal y por ende lesiones.

El cambio de dirección que el pádel propone muchas veces en el juego mismo es uno de los mayores riesgos que conlleva este deporte y por lo tanto, un buen calzado ayuda a reducir potenciales golpes y caídas.

Beber abundante agua, cuidar nuestra alimentación, hacer estiramientos y todo el tiempo estar conscientes de nuestros movimientos también serán pilares fundamentales para practicar este hermoso deporte como es debido, sin exigirnos más de la cuenta y preservando nuestra salud.