Saltar al contenido

¿Es bueno el pádel para niños?

Sin duda el deporte que más de moda está hoy en día es el pádel, pero es posible que te preguntes si también es bueno para los niños a todo lo contrario. Lo cierto es que todos los deportes son buenos para niños, pues mientras que evitemos que estén sentados en el sofá, siempre será un beneficio, pero vamos a ver cuáles son sus ventajas más destacadas de practicar pádel.

padel-niños

Beneficios de practicar pádel:

Lo primero que debemos de tener en cuenta es que la mayoría de expertos nos recomiendan que los niños practiquen pádel a partir de los 5 años, aunque obviamente todo depende también de la destreza y condición física de cada niño.

Estimula su desarrollo fisiológico:

Este deporte fomenta la actividad física y ayuda a estimular el estado anímico de los más pequeños de la casa. Cuando están practicando este deporte los peques liberan endorfinas y aumentan el gasto calórico, es decir, los niños empiezan a perder grasa y mejorar la musculación y coordinación.

Es bueno para su desarrollo social:

El pádel fue concebido como un deporte en pareja, lo que le introduce un carácter social que lo convierte en una actividad muy divertida. En ella, se crean vínculos de amistad, además de estimular el espíritu de competencia; también fomenta valores como la superación y el trabajo de equipo.

Se trata de un estimulante para la madurez, ya que les enseña a los jóvenes a desprenderse de ciertas comodidades para llegar a un fin a través del esfuerzo compartido. Los niños aprenderán a manejar emociones según las situaciones que se presenten, como el ganar o el perder; también generará una sensación de bienestar, porque al practicar un deporte nos sentimos más activos.

Mejora su autoestima:

Todos los deportes al hacerse en grupo y hacer que el niño se encuentre en buena forma física logran algo muy importante y es mejorar su autoestima, sobre todo porque se fijan objetivos que al cumplirse les da muy buena energía. Por si fuese poco debemos de tener en cuenta que el pádel es un deporte divertido por lo que en su práctica no le faltarán las risas y alegrías.

Favorece su desarrollo motriz:

Brinda un excelente desarrollo corporal, aumentando la coordinación general del niño y mejorando también su desplazamiento y equilibrio. Por si fuese poco, estimula el rápido desarrollo en el área psicomotriz, lo que le servirá para moverse con mayor seguridad de un lugar a otro.

Aprende conocimientos:

Con el pádel los niños adquieren grandes valores sobre su vida personal, el compañerismo, sacrificio y tienen un gran espíritu de equipo. Además, como es un deporte en pareja logrará coordinarse a la perfección con su compañero, que normalmente en los niños suele convertirse en uno de sus mejores amigos debido a que pasan mucho tiempo juntos.

Además, también aprenderán que es igual de importante una victoria como una derrota y no cogerán berrinche con cualquier cosita, por ejemplo, cuando vamos a una tienda y no queremos comprarles algo.

Aquí encontrarás: